¿Qué ocurre si mi empleador/a pertenece a un grupo de riesgo?

En caso de enfermedad, el/la empleador/a está en aislamiento y, por lo tanto, no puede recibir a su empleado/a en su domicilio.

El/la empleador/a debe continuar pagando el salario acordado como si el/la empleado/a hubiera acudido a trabajar normalmente.

Si el/la empleador/a es una persona vulnerable y renuncia a recibir a su empleado/a porque no puede garantizar la aplicación de las recomendaciones sanitarias, ha de pagar el salario acordado como si el/la empleado/a acudiera a trabajar.

Posted in: Para los-las empleados-as